Blogia
Naufragios y Regresos

Reflexiones cotidianas.

Conforme va pasando el tiempo voy descubriendo que cuanto más cabrón eres en las relaciones amorosas más triunfas. Es decir, cuando eres atento, cuidadoso, cariñoso, detallista, sensible... no te hacen ni caso, y encima lo pasas mal, y te preguntas: "¿en qué estoy fallando?". En el momento en que empiezas a preocuparte más por ti, sin tener a las personas que te gustan en cuenta, te miman, te llaman, se acuerdan de ti, parece que de pronto se hubiesen visto invadidas por una fiebre amorosa... Supongo que la vida es un mar de contradicciones...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

desparafusado -

Bienvenido al mundo adulto. Es cuestión de encontrar gente que te merezca, Percevalillo. Un abrazo.

Flordeneu -

Lo más importante en este mundo eres tú, por eso cuando te quieres, te quieren...

monocamy -

Bueno, yo creo que hemos leído tantos cuentos de hadas que pensamos que, impepinablemente, cuando eres un "principe azul" todo es un camino de rosas.

Pero las mujeres son muy complejas, no tanto porque sean mujeres, sino porque son cerebros pensantes independientes y únicos (como todos, vamos) xD

El punto ideal es encontrar el equilibrio entre la atención que resulte confortable y la desatención que provoque el "hambre de amor" de tu pareja.

:)

qué fácil fue escribirlo... :P

Víctor -

cuando tienes "algo" y sabes que ese algo está seguro, no te preocupas y cuando ves que lo estás perdiendo te das cuenta y luchas por el algo. Me acaba de pasar y estoy tan arrepentido...

Violante -

... Sobre todo contigo, que das mucho sin esperar a cambio y cuando no lo haces nos ponemos tristes (me incluyo en tus relaciones amorosas, ¿te has percatado? Juas, es que no soy muy sutil).
La clave está en el equilibrio(estoy aristotélica esta tarde): no agobiar pero tampoco pasar.
Muitos beijos!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres